Cómo cuidar una suculenta

Cómo cuidar una suculenta

Sencillas y variadas, muy variadas. Quizás por esas muchas caras que tienen, las plantas suculentas se han convertido en unas habituales tanto para los amantes de la jardinería como para quienes tienen poca mano con ella. El hecho de que ocupen poco espacio y que, además, pueden crecer en casi en cualquier sitio, son ideales para el exterior e interior.


Asegúrese de que sus suculentas tengan suficiente luz

Las suculentas aman la luz y necesitan alrededor de seis horas de sol al día, dependiendo del tipo de suculenta. 
Las suculentas recién plantadas pueden quemarse a la luz solar directa, por lo que es posible que debas presentarlas gradualmente a la exposición total al sol o proporcionar sombra con una cortina transparente.

Las suculentas necesitan estar en constante movimiento para que puedan recibir la luz del sol en todos sus lados.

Las suculentas  no requieren de mucha agua, las plantas suculentas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces.
 

Cursos y Talleres

 
 
Top